Skip to content

Retrorecuerdos por Louis London

09/03/2014

Hey Marcos,

He visto parte del directo de la semana pasada (01/03/2014) iba a comentarte un par de cosas… pero al final me he puesto a recordar y la nostalgia me ha podido… estando ahora mismo todo en silencio, me incorporo y miro por la ventana… me fijo en la niebla que cubre toda la calle y vislumbro como se acercan a mi morada los conocidos fantasmas de “Cuento de Navidad” …  y me embarga la pena del viajero que sabe no poderse quedar más que un instante en ese entrañable lugar donde le llevan llamado “pasado”…

Como ya bien sabrás, yo fui uno de tantos que en su momento conoció aquellas maravillosas maquinas de 8 bits, concretamente el ZX Spectrum, con el que pase toda mi adolescencia. Por mis manos pasaron muchísimos juegos y gracias a esta pequeña joya electrónica hice también muchos amigos. Siempre ha quedado en lo más profundo de mi ser esas tardes frente al TV con algunos compañeros de clase. Con el tiempo descubrí que en mi persona se forjaría un apasionado de la informática y un experto en tecnología que es al final a lo que me he terminado dedicando. Podría pasarme horas hablando de aquella época cuando descubrí la informática, y al igual que a muchos, a mi también, me cambió la vida para siempre.

Pero no solo era la maquina en sí, también teníamos de nuestro lado todas aquellas maravillosas revistas que más que fascinar nos abrían la puerta a todo un maravilloso mundo por explorar. Microhobby, Micromania, entre las publicaciones españolas; Your Sinclair, Sinclair User de producción británica, todas ellas plagadas de noticias, de juegos, de programas interesantes para teclear, de fotos, de futuros lanzamientos en juegos y un largo etcétera que nos animaba a seguir en ese mundillo tan especial y diferente a todo lo que la gente hasta ese momento conocía. Cada semana o principios de mes iba en peregrinación a los kioskos ávido de leer qué buenas nuevas nos traían los gurús informáticos. Lo mismo me pasaba con las británicas,  también tierra de mi querido Spectrum y que estaban a la vanguardia de tendencias que luego se extenderían al resto de Europa. Fuimos muy afortunados siendo la primera generacion en tener un ordenador en casa.

A veces me invade la nostalgia recordando todas esas noches jugando, o tecleando pokes para esos juegos que se resistían y que era imposible terminarlos sin una ayudita extra.  O las vacaciones de navidad con sus correspondientes regalos que los disfrutaba hasta altas horas de la madrugada, feliz de no tener que levantarme temprano al día siguiente para volver a clase… Todas aquellas vivencias me acompañan allá donde voy y cada vez que veo una máquina antigua, vídeos de juegos clásicos o simplemente jugándolos con emulador… me transporta a esa época dorada.

Y mientras el mundo seguía dando vueltas, después de salir de clase, pasabas las tardes releyendo esas revistas que te hipnotizaban mientras escuchabas la música que por aquel entonces estaba de moda en cintas o vinilos que previamente habías intercambiado o copiado con tus compañeros de clase… Fui de los pocos afortunados que tuvo un Interface 1 con su Micro-Drive, una maravilla que permitía cargar juegos al momento. Entonces aprendí a pasar cintas a este formato y posteriormente a desproteger programas. Por desgracia era un sistema poco fiable y duraba poco la información almacenada por lo que al final acababas formateando el “cartucho” y pasando otra vez la cinta a dicho formato. Siempre tenia 1 o 2 cartuchos a mano para re-formatearlos. O que decir del Interface 2… que me permitía jugar con otro amigo a la vez con 2 joysticks y dejar así tranquilo el pobre teclado de goma, ya desgastado de tanto aporrear sus teclas…

… Y después de enjugarme las nostálgicas lagrimas que han brotado de mi alma, y que el fantasma de la Navidad me devolviera al presente… vuelvo al mundo real y te comento estos juegos…

The Rocky Horror Show, que salió para diferentes plataformas (ZX, CPC, C64& 128…) estaba basado en el espectáculo que lleva su propio nombre. The Rocky Horror Show es una parodia musical que satiriza las películas de serie B y la ciencia ficción. Fue una obra muy popular en el Reino Unido sobre todo en los años 70 – 80, especialmente en Londres (West-End) o Theatreland que es como se denomina popularmente a la zona de teatros londinense. En el caso del juego, simplemente te metías en el papel de Brad o Janet con la intención de rescatar a su pareja en el castillo. Yo lo llegue a jugar y evidentemente con las revistas británicas me enteré de que iba ya que apenas se hizo eco de este juego las revistas especializadas españolas. De lo que mejor me acuerdo era de la primera pantalla que aparecía en el juego, una reminiscencia de las películas de miedo de la época…  Aquello era algo parecido a una escena fantasmagórica en la que, una tormenta con rayos y todo, apenas dejaba entre ver la silueta de un palacio, y justo enfrente rezaba una inscripción… “Entra bajo tu propia responsabilidad”… solo con aquella visión ya merecía la pena jugarlo… se te disparaba la imaginación… Básicamente tenías que construir un puzzle que había en una habitación detrás de un escenario y para eso había que recorrer el palacio recogiendo todas las piezas y colocarlas una a una en un mural… Algunas habitaciones eran muy psicodélicas, me recordaban al Deus Ex Machina, otra producción británica y muy novedosa en aquella época… ya que traía dos cintas, una el juego en sí y otra la música que necesitabas para interactuar con el juego.

En cuanto a Skool Daze, nos cuenta las peripecias de Eric, un chico de secundaria que se dedica a hacer de las suyas en un colegio Británico. Su cometido es robar las notas académicas de la sala de profesores, pero para lograrlo tendrá que llevar a cabo varias pruebas.  El juego empezaba preguntándote si querías cambiar los nombres, así que no me lo pensaba dos veces…   y después me dedicaba a usar indiscriminadamente el tiragomas, que además era indispensable para disparar a los escudos de las pareces, y sobre todo que no te vieran los profesores o te castigaban con líneas a escribir. Al igual que con The Rocky Horror Show, se hizo también un musical con el mismo nombre. Entiéndase que Skool y School se pronuncian igual en inglés y la idea del juego era hacerlo algo “punky” o transgresor para publicitarlo.

Y de Back to Skool…, otra pequeña maravilla posterior a su antecesor que incorporaba más personajes como las “chicas” que se distinguían de los chicos por llevar otro peinado, pero que solo en el descanso de las clases se mezclaban ambos sexos en un mismo espacio, el mapa era más grande ya que había dos “barracones-edificio” uno para cada sexo… en esta ocasión tenías que buscar en los pupitres y que no te pillaran… que tiempos!

En fin… creo que eso es todo…ya te hablaré en otro momento de mis peripecias con el CPC de un amigo que tenía en Francia y lo bien que lo pasaba con aquella maquina que nunca pude tener, y los juegos, que eran de mejor calidad que los de mi pobre Speccy,  al menos en lo que se refiere al color…

Gracias por darme la oportunidad de contarte mis vivencias y de poder compartirlas con vosotros.

Saludos…

Anuncios

From → Videojuegos

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: